Piel inconforme

Un espacio para sentir, disentir, para disfrutar de aguas internas, o ríos, o mares... Para buscar las sombras de todos los árboles y aprender de su silencio... También para compartir el casual color de las cosas impreso en el papel húmedo o el lienzo... Y , ¿por qué no? para que hablemos sobre lo que pasa, o sobre lo que creemos que pasa...

"¡De la abundancia del corazón, habla la boca!"

domingo, 2 de junio de 2013

Poema del Dr. Derek Walcott

Reflexión breve acerca de la nueva ley de Premios Nacionales

Como ciudadana, como periodista, como escritora, y en la actualidad como Presidente de la Asociación Costarricense de Escritoras, ACE, me parece de responsabilidad impostergable acotar, aunque somaramente, lo siguiente:
Leí los comentarios de don Alberto Cañas y de Alfonso Chase en torno a este asunto, y deseo manifestar que los comparto en todos sus vértices.

Se eliminó el Premio Pío Víquez de Periodismo, se eliminan premios del Aquileo Echeverría en diferentes ramas de literatura y teatro, esto, en un principio, argumentando limitaciones económicas. Pero por otro lado se contemplan nuevos premios, a nivel nacional, de categorías como edición de libros, artes populares en diferentes manifestaciones... Pareciera entonces que algunas personas con capacidad de decisión, de esas que conforman jurados, comités y otro tipo de agrupaciones con autoridad delegada, y a su vez con investidura, a veces auto adquirida de "especialistas en la materia”, pareciera, enfatizo, que tienen un concepto diferente de la cultura al que ha enmarcado a nuestra nación en los últimos tres cuartos de siglo y que, amparados en nuevos aires, o inspirados en algunos nuevos intereses, tienen o han tenido en su mano la capacidad de lanzar por la borda conquistas de peso, para, por medio de algunos malabarismos, ( y aclaro que no tengo nada en contra con las artes circenses, que están muy de moda), decía que, por medio de algunos malabarismos, ya la labor de los actores en diferentes categorías no es premiable, o la labor de los literatos en las ramas de narrativa, poesía, ensayo... tampoco, pues se proyecta una sola categoría y meter a todos en “un mismo canasto”... Pero sí es premiable con estos nuevos criterios, el empresario editor que ofrezca una bella presentación de ese contenido que ahora pareciera pesar menos que la portada...

Sólo puedo decir que no entiendo. Y no me gusta cómo se han venido conformando, en los últimos años, los entes con capacidad de decisión.

Pienso que no todo lo nuevo es bueno, sólo por ser nuevo. Aunque ya sabemos: tampoco todo lo viejo es bueno, por ser viejo. Revisemos entonces, para tener parámetros oportunos, los premios de años atrás, y busquemos paralelos en cuanto a trayectoria, idoneidad, valor del mensaje, todo esto a la luz y de acuerdo con las nuevas corrientes. Que cuente el valor, la genuinidad, el peso, la responsabilidad, el trabajo, la disciplina...

Pero no nos dejemos llevar por luces de bengala en cuanto a Premios Nacionales se refiere. Esos galardones son un tesoro de prestigio para engalanar a quienes por su entrega, oficio, y sensibilidad en el más amplio sentido de la expresión, se hacen acreedores de recibirlos.

Lic. Mariamalia Sotela Borrasé
(Periodista, actriz, escritora)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada